‘Arriendo puede llegar a ‘matar’ a un restaurante’

Gerente de la operadora Alsea ve un 2016 difícil, pero con crecimiento para las cadenas de comidas.

 

Tras cuatro años de haber aterrizado en el país, el grupo mexicano Alsea considera positivo el crecimiento de las marcas Domino’s, Burger King, P. F. Chang’s y Starbucks, con las que hace presencia en el país.

Rodrigo Riveroll Otero, director de la compañía en Colombia, dice que, aunque los costos de los arriendos y el dólar son fuertes barreras competitivas, la ‘colombianización’ de algunos procesos de los restaurantes, entre otras, les permiten contar hoy con un crecimiento de dos dígitos.

¿El costo de la finca raíz ha sido problema para expandir marcas de Alsea?

Sin duda, y es un común denominador en todas las ciudades, particularmente en Bogotá. En el caso de Starbucks, hemos logrado abrir con nuestro socio (Nutresa) un número de tiendas dentro de lo previsto. En cinco años serían 50, luego, vamos bien.

A pesar de los costos de los arriendos y la devaluación, logramos ubicar locales en zonas estratégicas.

Para que el modelo de las marcas funcione, el arrendador debe ser parte, como un socio, pues firmamos contratos a 10 años.

El costo del arriendo del local es clave porque puede ‘matar’. Pero si se llega a un buen acuerdo, en un nivel en el que la operación de un restaurante sea rentable, son favorables para las dos partes.

¿Cómo afrontan el impacto del dólar sobre los costos de los insumos?

Nos enfocamos en eficiencias internas, desarrollo de proveedores locales, y todo lo que pueda cumplir con estándares de calidad de las casas matrices dueñas de las marcas. Lo que podemos comprar en Colombia lo compramos y lo que no –como equipos especializados– lo importamos. La mayoría de nuestros insumos son locales.

¿Qué tanto han crecido Starbucks, Domino’s, Burger King y P. F. Changs?

Domino’s hace cuatro años estaba frenada, la reinventamos y pasamos de 21 a unas 70 tiendas.

Burger King pasó de ser marca sin utilidades a una financieramente sana. Hizo su reingeniería.

¿Cómo ha afectado la desaceleración al segmento de hamburguesas?

Es un producto americano y, por la fortaleza del dólar, se requiere desarrollar insumos locales en mayor cantidad que antes.

No podemos perder de vista que existe un gran competidor como El Corral, que ha hecho un excelente producto. No obstante, en esta industria hay espacio para todo el que procese un buen alimento.

¿Cómo es la facturación de marcas de Alsea aquí?

No puedo precisar cifras, pero crece a dos dígitos anualmente. No me atrevo a decir que una vaya mejor que otra, pues son conceptos diferentes.

Una marca como P. F. Chang’s, cuya apertura de un solo local vale más de dos millones de dólares, debe ir más lento en número de establecimientos.

El costo de abrir un local de Domino’s es de entre 200.000 y 500.000 dólares. El de un Starbucks, entre 500.000 y 900.000 dólares.

¿Cómo ve el 2016?

No se ve fácil, pero, a pesar de que va a ser de bajo crecimiento, las marcas que operamos mantendrán su dinamismo. No serán tan agresivos como en 2014 y 2015, pero positivos.

¿Por qué hay tantas empresas mexicanas operando en Colombia?

Son mercados parecidos y hay buena vibra entre las culturas. Hay variables económicas similares, con mercados de potencial a futuro. Y, Colombia es uno de los mercados más grandes de América Latina.

Ver fuente