La dinámica del sector edificador, en manos de la reforma tributaria

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) prevé que el subsector de edificaciones –con vivienda y otros usos como oficinas, bodegas, etc.– crecerá 4,4 por ciento en el 2017.
Sin embargo, esta proyección se hizo sin tener en cuenta los ajustes contemplados en la reforma tributaria, entre ellos, la eliminación de la exención del impuesto de renta derivada de la enajenación, que impactaría el desarrollo de las viviendas de interés social (VIS) y las viviendas de interés prioritario (VIP).
Según Sandra Forero, presidenta de la agremiación, “si esta y otras decisiones se mantienen, el crecimiento no llegaría ni al 1 por ciento; peor aún, se desarticularía la actual política sectorial que, a pesar de la desaceleración, ha sido clave para mantener la economía del país”.
Para entender qué está sucediendo con el mercado edificador, la directiva agregó que entre enero y octubre de este año, la oferta con precios de hasta 48 millones de pesos cayó 48,7 por ciento, mientras que la de valores de 48 a 93 millones de pesos se incrementó 9,6 por ciento.
“Estos rangos, precisamente, serían los más afectados”, enfatizó, a pesar de que reconoció el objetivo general de la reforma, pero también la necesidad de ver cuál es el carácter meritorio de las decisiones.
Agregó que las proyecciones para el próximo año en estos segmentos, en un escenario optimista (es decir, sin la eliminación de la exención), serían de aumentos de 22,3 y 4,5 por ciento, respectivamente.
Las estimaciones de Forero tienen como justificación la reactivación de la construcción de VIP y la segunda fase de las casas gratis, que impulsará el desarrollo de 30.000 unidades en regiones a las cuales no llegó la primera fase que, cabe anotar, gestionó 100.000 inmuebles residenciales.
A esto la directiva le agrega el subsidio a la tasa de interés para la clase media, específicamente para quienes buscan viviendas entre 93 y 231 millones de pesos (precios del 2016) que, de hecho, este año reportaron a octubre un crecimiento de 8,6 por ciento; en el 2017, llegarían al 13,2 por ciento.
Para el mismo periodo, Camacol también reveló una variación de -8,7 por ciento en la oferta de rangos altos; sin embargo, en el 2017 se revertiría esta tendencia y podría crecer 6,5 por ciento.

Vivienda de rango alto

En este punto, la directiva también expresó su preocupación por el impacto que tendría la propuesta de la reforma tributaria, que sugiere gravar con IVA del 5 por ciento la vivienda de más de 800 millones de pesos.
“Solo con la expectativa del anuncio ya se está contrayendo la demanda, según nos han dicho varios empresarios. Por eso, para este segmento –que tiene una participación en el mercado de apenas 2,5 por ciento– sería clave adoptar un esquema transitorio a tres años, con el fin de que aquellos que ya compraron sobre planos no se vean afectados y no desistan del negocio”, sugirió la presidenta de Camacol.

“No hay razón para castigar por un recaudo mínimo una demanda que, reitero, actualmente está asustada por la expectativa generada”, concluyó la dirigente gremial.

Parte de tranquilidad al sector y 25.000 subsidios para el 2017: Minhacienda

A propósito de la reforma tributaria, en días pasados el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, anunció que el próximo año se pondrán a disposición otros 25.000 subsidios para el segmento de viviendas destinado a la clase media colombiana. Además, agregó que “continuarán apoyando los proyectos de vivienda, porque son pilares de la economía del país. El proyecto de ley de reforma tributaria ya tiene elementos para seguir dando el apoyo a este sector, recursos para darles –en algunos casos– vivienda gratis a los colombianos más vulnerables y a otros con subsidios”. Igualmente, el Ministro reiteró que el Gobierno Nacional ha recorrido el país para escuchar las iniciativas y las preocupaciones de la ciudadanía, alrededor de la reforma tributaria, la cual hace su trámite en el Congreso de la República.

“El país puede tener la tranquilidad de que se está realizando un estudio juicioso para que se sigan generando más empleos en Colombia, más inversión y más progreso”, dijo Cárdenas, al anunciar los subsidios para el próximo año.

Ventas se mantienen estables

Camacol reveló que, en medio de las eventualidades por la desaceleración, este año las ventas de casas y apartamentos nuevos en el país cerrarían con un monto transado por 32,6 billones de pesos. En el 2015 llegaron a 32,7 billones. Incluso, al cierre de esta edición, el Dane confirmó que el inicio de obra de proyectos nuevos de vivienda de interés social (VIS) cayó 3,3 por ciento en el tercer trimestre del año frente al mismo periodo del 2015, mientras que en los rangos medio y alto (No VIS) se incrementó 3,9 por ciento. Algunos constructores consultados coincidieron en que, con este entorno, “surge la necesidad de fortalecer la política de VIS, con el fin de no perder el terreno ganado”.
Redacción: Gabriel E. Flórez G. – Economía y Negocios EL TIEMPO

Ver fuente